Share full page

Creciendo en Bogotá

Life Story Club Contributor

Naci en Bogota

Nací en Bogotá Colombia. Vivíamos en un sitio inmenso que había mucha comunidad. Me encantaba montar en bicicleta y correr. Así. En la ciudad mi amor. Tengo una hermana y tres hermanos y tenía papá y mamá. En aquel entonces se decían como pasajes, ¿no? Donde había vivienda y estaba la cocina y el baño, pero los niños en general, había patios grandes y salíamos a jugar y amontar, y en el lazo. Lo que hacen los niños. Maravillosos, sí. Tiempos muy lindos. Simples, tienes toda la razón. Simples. En las calles uno montaba su bicicleta. Porque es una ciudad metropolitana en Bogotá.

Lo más moderno que hay en Bogotá es lo que llaman un transmilenio. Eso es lo más moderno, sí. Tren siempre ha habido toda la vida. Porque es el transporte antiguo, que nos transportábamos en tren. De la ciudad al pueblito. Y no había carros en aquel entonces. Mi familia no era carro. Eso era mil años luz pensar tener un carro privado.

Bueno, venga te digo. Los recuerdos de siempre, porque yo viajo mucho a Colombia y es mi ciudad, ¿no? recuerdo todo. Las calles, los barrios buenos. Hay un sitio que se llama Montserrate y Guadalupe, que queda bien en la montaña y desde ahí toda la ciudad se ve. Montserrate, no sé si tú has oído hablar algo, ¿no? De Montserrat. Son dos cerros muy altos y desde ahí toda la ciudad se ve los… La iglesia, es muy lindo…

Dos cerros muy altos, sí. Montañas. Una vida, ¿cómo te digo? Una vida de una clase media. No éramos tan pobres, pero no éramos ricos. A mí me encantaba brincar el lazo y montar en bicicleta. Y era fácil eso, era bien fácil, no era… Y en cierta edad, yo tengo una hermana que ya falleció, que me llevaba un año y medio. Nos mandaron internas, muy pequeñas. ¿Sabe? ¿Entiende lo que es internas? A un colegio privado. Y fue un poquito tough porque éramos muy pequeñas y, no estábamos preparadas para estar lejos de la familia, y lejos de los padres, pero… El internado consiste en que tú te vas para un colegio, llevas tus cosas y duermes allá y comes allá y todo.

Escolar, exactamente. A mi hermana y a mí nos mandaron muy pequeñas. Yo tendría unos 12 años tal vez cuando me internaron… Con mi hermana. Qué memorias, qué memorias tan lindas también, ¿no? De niñas. Todo de niñas, de monjas. Nos levantaban a las 5:00 a.m. a rezar. Nos mandaban por los pasillos. Muy pequeña estaba yo. Tendría 10 años, tal vez. Así se usaba y hacía frío. Era un colegio privado católico. Que, para castigarnos había, ¿tú sabes lo que es una alberca? Un poso donde se acumula el agua. Una alberca, ¿sabes? Cuando está el lavadero antiguamente.

Entonces, para castigarnos, nos ponían en la pura la orillita de la alberca. Ahí no nos podíamos mover si no, nos caíamos al agua. Qué maravilla. Unas memorias lindas también. Estábamos muy pequeñas para que nos internaran, a mi hermana y a mí. Muy pequeñas. Yo creo que tendría unos siete u ocho años.

SMS
Email
Copy
SMS Email
Copy

Download the Free Story Prompt Cards

Enter your information below for instant download

Newsletter Signup

Sign up for our monthly email newsletter to stay up to date with our work and upcoming events!